Una de las historias más conocidas en México es la leyenda de La Llorona. En cada ciudad de México existen distintas encarnaciones del cuento sobre la fantasmal mujer que sale a la calle cada noche a llorar por sus hijos. Y ahora acaba de salir una película de Hollywood que retoma la leyenda.

Pero ¿quién es esa figura fantasmagórica realmente? En el mundo moderno generalmente la ilustran como una figura fantasmagórica con la cabeza cubierta, vestida de negro, pero nadie sabe cómo es realmente «La Llorona», uno de los personajes más característicos de las historias de terror en México.

El cuento de La Llorona habla de una mujer bella llamada María que estaba decidida a casarse sólo con el hombre más guapo que conociera, rehuyendo a cualquier hombre que ella veía como incapaz de igualar su hermosura. Luego, las distintas versiones de la leyenda varían a partir de ahí, pero versión más ampliamente conocida asegura que María sedujo a su pretendiente mostrándose como una mujer distante y difícil de conseguir. Funcionó y se casaron y tuvieron dos hijos pero el joven acabó alejándose de ella, acordándose de su antiguo estilo de vida libre en las praderas. En algunas versiones, el ranchero le fue infiel a María, y en otras, ella simplemente se resintió de su indiferencia emocional en comparación con la atención que continuaba dándole a sus hijos. Sus niños se ahogaron, y muchas versiones de la leyenda sugieren que su muerte fue una acción deliberada que ella perpetró con sus propias manos antes de ahogarse ella misma. Cuando ella se negó a entrar al cielo sin sus hijos, se vio obligada a buscar en el agua sus restos para la otra vida. A cambio, en la versión colonial mexicana, María dio a luz a los hijos de un español blanco que estaba muy por encima de su clase, y asesinó a su descendencia como reacción inmediata cuando él rechazó la idea de ser su marido.

Dada la naturaleza de la historia, la leyenda de La Llorona ha sido explotada y representada en la cultura popular y el cine mexicano a lo largo de los siglos XX y XXI. En 1960 se estrenaba la película LA LLORONA, una cinta mexicana dirigida por René Cardona que narra las experiencias de una familia atormentada por el espíritu de María. Mucho más recientemente, en 2013, el parque temático de Universal Studios en Florida recurrió a la leyenda de La Llorona para una atracción de terror para celebrar el Halloween con laberintos, películas y espectáculos inquietantes relacionados con la leyenda mexicana. La atracción invitaba a los visitantes a entrar en una capilla mexicana abandonada para asistir al funeral de las víctimas, con el objetivo de transportar a los invitados al misterioso reino de La Llorona.

Por lo tanto, es más que evidente que La Llorona es mucho más que una leyenda urbana; de alguna forma, su conmoción dota al personaje de un nivel de vulnerabilidad que rara vez se ve en estos tipos de historias. En un nivel más profundo de la narración se encuentra un mensaje ambiguo que explica la persistencia de la leyenda en la cultura popular: El destino de María representa la conclusión inevitablemente catastrófica de tener unas prioridades vanas o superficiales, o de tener demasiada autoestima. Pero otras personas han señalado la presentación del machismo dentro de la leyenda, con un enfoque en la responsabilidad femenina y la ausencia masculina. La Llorona también incluye aspectos de la vida como la maternidad, la condición femenina y la noción más universal de una vida después de la muerte en la que se reflexione sobre las decisiones tomadas y las rutas elegidas durante la vida. En la sociedad contemporánea, la leyenda todavía tiene algo de relevancia didáctica y permite a los padres de todas partes asegurarse de que sus hijos se quedan en casa, sanos y salvos cuando baja el sol.