Como bien sabemos, los Estados Unidos no es el único país que puede producir magníficas películas de terror. Países como Italia, Corea del Sur, Japón, España y muchos más han logrado desarrollar películas clásicas del género. Como consecuencia, Hollywood ha tomado nota, haciendo un sinfín de remakes de ellas. A veces estas cintas son adaptadas en los Estados Unidos por el simple hecho de que la película original no estaba en inglés y los estudios quieren algo más fácil de vender al público estadounidense, a veces porque la película original tiene una edad que justifica un remake, y a veces porque la cinta original tuvo tanto éxito que los cineastas estadounidenses quieren explotarlo de cualquier manera.

Como ya sabemos, las adaptaciones americanas de películas de terror extranjeras suelen ser o un éxito rotundo o un fracaso absoluto. Las cintas originales suelen ser lo suficientemente entretenidas como para justificar un remake, pero muy a menudo esos remakes no aportan nada nuevo al contenido original o incluso pierden algo de la esencia del original en la «traducción».

Con esto en mente, lo que sigue es nuestra selección de las 5 mejores adaptaciones americanas de películas de terror extranjeras hasta la fecha…

PRESENCIAS EXTRAÑAS (2009)

Esta película es un remake de la película de 2003 de Jee-woon Kim, DOS HERMANAS. Kim es uno de los mejores directores de Corea, anteriormente realizó ENCONTRÉ AL DIABLO y EL BUENO, EL MALO Y EL RARO. Este remake sigue a una adolescente que se enfrenta a la muerte de su madre, que sale de una institución mental tras un intento de suicidio. Al regresar a casa, cree que está siendo perseguida por fantasmas y pide ayuda a su hermana para encontrar pruebas de que su nueva madrastra mató a su madre. Mientras que DOS HERMANAS es ya toda una cinta clásica contemporánea, PRESENCIAS EXTRAÑAS es una película de terror infravalorada que pone de manifiesto que los remakes de Hollywood pueden, a veces, plasmar la magia de la cinta original…

 

LA HUELLA (2005)

LA HUELLA es el remake americano de la cinta japonesa DARK WATER de Hideo Nakata, una película de terror singular, dirigida por el cineasta brasileño Walter Salles y protagonizada por Jennifer Connelly.

Connelly interpreta a una madre frágil y acorralada que teme por su vida y la de su hija. Toda la historia gira en torno a la soledad, a las pérdidas más dolorosas a las que debemos enfrentarnos y a la muerte y lo hace con un elemento de tan probada efectividad como es la perversión de elementos cotidianos transformados en una amenaza inquietante – en este caso aguas negras que poco a poco van inundando el bloque de apartamentos donde residen las protagonistas.

REFLEJOS (2008)

Si sufres un miedo irracional de tu propio reflejo entonces algo como REFLEJOS es el remake perfecta para sembrar tus sueños con pesadillas. En este relato, un remake de la película de terror de 2003 EL OTRO LADO DEL ESPEJO de Corea, estás en peligro no solo delante de los espejos, sino en cualquier superficie donde haya algún tipo de reflejo. El demonio de esta película protagonizada por Kiefer Sutherland, actúa a través de los reflejos de las personas que, de alguna manera, pueden matar a su dueño. Y la verdad es que es muy difícil pensar en otra película donde se «refleja» mejor esta fobia.

THE RING (LA SEÑAL) (2002)

Basado en RINGU, una película japonesa estrenada en 1998, por lo general, esta nueva versión no se aleja demasiado de los pasos de la película original. Pero lo que hace que esta nueva adaptación se diferencie de su predecesora es el hecho de que Samara, la niña de todas nuestras pesadillas, disfrutó de mucho más tiempo en pantalla. Con su piel pálida y su largo cabello negro tapando su rostro, Samara es capaz de matar a sus víctimas asustándoles sin más. Aún hoy en día, el momento en que sale de un televisor es una de las escenas más memorables y mas terroríficas jamás rodadas. El director Gore Verbinski logró crear un thriller de lo más intenso, atmosférico y lleno de suspenso, intensificado por una actuación de diez de Naomi Watts. Y todo eso en una película que acabó obteniendo una calificación de PG-13 en los EE.UU.

DÉJAME ENTRAR (2010)

DÉJAME ENTRAR fue una adaptación de la película sueca de 2008 LAT DEN RATTE KOMMA IN. Con tan sólo dos años entre el estreno de las dos, no es el remake más rápido que se ha hecho en Hollywood pero si en nuestra lista. Esta adaptación de Matt Reeves (EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS, LA GUERRA DEL PLANETA DE LOS SIMIOS) es una fiel reproducción de las originales, que en este caso jugó muy en su favor. Al centrarse en la relación entre los dos protagonistas, al igual que la versión de Tomas Alfredson, pudimos disfrutar de una historia de lo más elegante sobre la infancia, la amistad y el amor, y por supuesto, el vampírismo.