Las obras de uno de los maestros del terror, Edgar Allan Poe, están llenas de crípticas escenas de muerte, y su fallecimiento resultó ser igual de misterioso. Incluso hoy, 170 años después de su muerte, los historiadores no saben cómo murió. Las teorías sobre las causas de la muerte de Poe incluyen el suicidio, el asesinato, cólera, rabia, sífilis e incluso haber sido captado por agentes electorales que lo indujeron a beber para hacerlo votar y luego, ya en estado de embriaguez, lo abandonaron a su suerte.

Independientemente de lo que sucedió, no se puede negar que Poe fue uno de los maestros universales del relato corto, recordado especialmente por sus cuentos de terror. En honor del aniversario de su fallecimiento hemos recopilado una lista de algunas de las versiones cinematográficas más memorables de su obra.

EL POZO Y EL PÉNDULO (1913)

Una de las historias de terror más notorias sobre las ratas es «El pozo y el péndulo», de Edgar Allan Poe, en la que un hombre torturado por la Inquisición se salva cuando las ratas muerden sus ataduras. Muchas de las adaptaciones cinematográficas de la susodicha historia omiten esta parte, pero la versión de 1913, dirigida y producida por la cineasta francesa, Alice Guy-Blaché contó con toda una horda de ratas vivas para su escena final. Desafortunadamente, las ratas fueron asesinadas después del rodaje de la película, pero, por suerte, el tratamiento de los animales en el cine ha mejorado desde entonces.

 

EL CUERVO (1935)

Esta cinta lleva el nombre de una de las poesías más celebres de Poe, pero la historia está inspirada en todas las historias del escritor. La historia relata como una joven mujer llamada Jean sufre un terrible accidente de tráfico. Para salvarla, se propone avisar al doctor Vollin (Bela Lugosi), el mejor neurólogo del momento, pese a haberse retirado hace años para dedicarse a la investigación. En un principio se niega, pero la insistencia del padre de la joven surte efecto. El doctor salva a la joven, pero a medida que toma contacto con ella durante su recuperación, se enamora de ella. Pero ella ya está prometida. Pero él no se dará por vencido, y está dispuesto a hacer cualquier cosa por conseguir a Jean.

Los temas oscuros de la película fueron bastante controvertidos para la época, lo que en un principio resultó en que la película no fuera un éxito en la taquilla. Sin embargo, ahora está considera como una de las obras maestras de los primeros grandes actores del cine de terror.

 

LA OBSESIÓN (1962)

Basada en un relato de Edgar Allan Poe (“La Inhumación Prematura”), Guy Carrell (Ray Milland), casado con la bella Emily Gault (Hazel Court) reside en un apartado caserón con su mujer y su hermana (HeatherAngel). La relación matrimonial se ve amenazada ante la angustia de Guy por ser enterrado vivo al igual que su difunto padre.

LA OBSESIÓN es una brillante aportación al género de terror afinada por el realizador, con un estupendo manejo de la cámara, una brillante escenografía, algunos momentos de inspirada creación en el suspense y una estupenda interpretación de un crepuscular Milland. Al mismo tiempo, se trata de una de las pocas ocasiones en la que Corman contó como guionista con Charles Beaumont, un profesional prematuro y extrañamente desaparecido, conocido a través de sus aportaciones en la mítica serie «La Dimensión Desconocida».

Curiosamente, a diferencia de las demás películas en esta lista, es en la muerte donde al protagonista le son reveladas todas las verdades, como si su catalepsia incluyera una especie de epifanía.

 

LA MÁSCARA DE LA MUERTE ROJA (1964)

Esta adaptación de Corman es, con mucha diferencia, una de sus películas más maduras:

Mientras una plaga devastadora -conocida como la Muerte Roja- diezma la población de una pequeña provincia italiana, el sádico y excéntrico príncipe Próspero (Vincent Price) se encierra con sus amigos en una de sus propiedades fortificadas para evitar el contagio. Para evadirse de la tragedia, decide organizar una fiesta de máscaras, en la que somete a los invitados a todo tipo de juegos depravados, de los que sólo podrán salir indemnes dos inocentes. Como la película se centra en la clase social, es mucho menos aterradora que la mayoría de las otras adaptaciones de Poe, pero es, sin lugar a dudas, una de las más cautivadoras, respaldada por una atmósfera extremadamente espeluznante. Llena de imágenes espeluznantes y la psicodelia muy característica de Corman, LA MÁSCARA DE LA MUERTE ROJA es un clásico entretenido que no se puede perder.

 

EDGAR ALLEN POE’S LIGHTHOUSE KEEPER (2016)

Inspirada en un cuento no terminado de Edgar Allan Poe ya que el autor falleció en octubre de 1849, al poco de empezar su redacción, LIGHTHOUSE KEEPER relata como un joven náufrago despierta en una playa remota, abandonado allí tras una violenta tormenta. En la cima de las peñas rocosas ve un faro y herido y con amnesia, recibe la ayuda del farero, Walsh, un hombre enigmático. Walsh le dice que son los únicos habitantes de la península y que es imposible salir de allí hasta que el ferry llegue en dos semanas. Mientras tanto el hombre es perseguido por visiones de una hermosa joven y, también, de visiones de horribles criaturas que llegan de las profundidades. Debe enfrentarse a los habitantes grotescos de la oscuridad y prestar atención a la advertencia del farero: ‘mantener siempre una luz encendida’.