Un 9 de julio, hace 74 años, nacíó Dean Koontz, uno de los autores más vendidos de las últimas décadas gracias a sus historias de ciencia ficción y terror. Durante más de cuarenta años ha escrito más de 70 novelas y sus libros se han traducido a 38 idiomas y vende una media de 17 millones de ejemplares al año.

Y aunque, unas cuantas de sus obras han sido trasladadas a la pantalla, sorprendentemente la mayoría de las adaptaciones cinematográficas de sus novelas no han sido muy bien recibidas por los críticos y el público. A pesar de tantos intentos fallidos de hacer justicia a sus historias, algunas veces sus novelas fueron el germen de películas estupendas.

ENGENDRO MECÁNICO (1977)

Esta adaptación nos presenta a Susan Harris, una mujer que no puede dar crédito a lo que sucede. Alguien, o algo, la ha atrapado en su propia casa. Las puertas y las ventanas han sido bloqueadas, pero esto no es obra de un ser humano, sino de un ordenador. La inteligencia artificial se llama Proteus y tiene su objetivo bien estudiado y definido. El ordenador quiere conseguir una existencia humana engendrando un hijo con la mujer. Esto solo es posible si consigue dominar a Susan y logra, a través de métodos científicos, que uno de sus óvulos actúe como espermatozoide. Y la moraleja de la historia: Nunca traigas tu trabajo a casa. No es justo para tu familia.

ATRAPADA (1997)

El director Alexandre Aja se dió a conocer con su ópera prima, ALTA TENSIÓN pero muchos nos dimos cuenta que esta cinta guardaba un gran parecido con un libro de Koontz: «Tensión». Aja lo ha negado muchas veces pero lo que sí es cierto es que hubo una versión televisiva oficial del susodicho libro en el canal FOX bajo el título de ATRAPADA dirigido por Yves Simoneau.

La película sigue a Chyna (Molly Parker), una joven estudiante de psicología quien tuvo una dura infancia debido a los excesos de su padrastro. Atrapada por sus recuerdos y añorando una vida que nunca tuvo, encuentra consuelo con la familia Templeton, pero el pasado parece repetirse cuando escucha sonidos espantosos y encuentra a toda su nueva familia asesinada…

Simoneau maneja el suspenso de manera magistral jugando con el público involucrándoles cada vez más en la historia.

PROYECTO: TERROR (1988)

Dirigida por Jon Hess (LA BESTIA BAJO EL ASFALTO 2), y parcialmente basada en la novela «Víctimas» de Koontz. Esta cinta muy infravalorada cuenta como un chico recoge a un perro perdido que realmente es un ser inteligente que ha conseguido escapar de un laboratorio de investigación genética. Sin embargo, no ha sido el único perro que ha escapado: Uno más cruel, inteligente y despiadado va tras ellos…

Aunque quizás más por la nostalgia que trae es, sin duda, una cinta para los amantes del cine de terror de los 80.

ODD THOMAS, CAZADOR DE FANTASMAS (2013)

Escrita, dirigida y co-producida por Stephen Sommers (DEEP RISING. LA MOMÍA) y protagonizada por AntonYelchin, WillemDafoe y Addison Timlin, esta simpática película con toques sobrenaturales resultó ser una de las adaptaciones más entretenidas de las obras de Koontz hasta la fecha.

La cinta sigue a Thomas, un chico que ayuda al jefe de la policía local con su «don» de poder ver y hablar con los fantasmas e incluso los espíritus malignos que se regodean con el dolor ajeno y cuya presencia significa la inminencia de actos violentos. Thomas empieza a alarmarse cuando ve a cientos de esos espíritus revoloteando alrededor de un forastero. Cuando descubre que ese hombre ha construido un santuario para asesinos y que ha puesto en marcha un peligroso complot, intentará detenerlo por todos los medios a su alcance.

Aunque se nota bastante que Sommers quiso rodar una película con un público objetivo más bien adolescente en mente, navega el material del libro bastante bien y los actores logran unas actuaciones bastante notables para ofrecernos una película palomitera de lo más entretenida.