Cada cierto tiempo, los estudios de Hollywood tienen una extraña habilidad para anunciar proyectos cinematográficos casi idénticos a la vez en la década de los 80, pudimos disfrutar del enfrentamiento entre dos películas rivales sobre perros policía: SOCIOS Y SABUESOS y SUPERAGENTE K-9. Luego, los años 90 vieron el estreno de películas de erupciones volcánicas: UN PUEBLO LLAMADO DANTE’S PEAK y VOLCANO), cintas sobre meteoritos (DEEP IMPACT e ARMAGEDDON) y hasta comedias de animación sobre insectos: HORMIGAZ y BICHOS: UNA AVENTURA EN MINIATURA.

Pero uno de los momentos más destacables llegó al final de los años 80 cuando los productores de cine se enamoraron de un sub-género muy específico: el de la ciencia-ficción submarina, combinándolo con elementos de terror. Pero, ¿se trataba de una pura casualidad? Aquí en Dark creemos que el director James Cameron tuvo un papel importante en lo que sucedió. En 1986, Cameron estaba en boca de todos después del éxito de TERMINATOR y ALIENS: EL REGRESO, por lo que todos los estudios rivales se interesaban mucho en cuál sería su próximo paso. Cameron comenzó a escribir ABYSS, basado en una premisa que había ideado de adolescente, en 1986, terminó el guión a fines del año siguiente y empezó a rodar el proyecto en el verano de 1988.

Aunque lo que vamos a decir ahora es pura especulación de nuestra parte, cabe la posibilidad de que, hacia finales de 1987, alguien descubriera en qué estaba trabajando Cameron, se corrió la voz y todos dieron por hecho que el director tenía intención de seguir en la misma línea de ALIENS, pero remplazando las naves espaciales por submarinos. Como consecuencia, se estrenaron una serie de fascinantes películas de ciencia ficción submarina y, como verás en nuestra lista, debajo del mar, tampoco pueden oírte gritar…..

PROFUNDIDAD SEIS

La primera de las películas de suspense y terror submarino estrenada en 1989, fue esta producción de Carolco Pictures, dirigida por Sean S. Cunningham (VIERNES 13, UN EXTRAÑO ESTÁMIRANDO). Cunningham empezó a desarrollar el proyecto en 1987 con la esperanza de que fuera la primera de las películas submarinas que estaban por llegar; cosa que consiguió. El guionista, Lewis Abernathy (INVASIÓN INFERNAL), era amigo personal de Cameron, y éste le pidió que retrasara el estreno de la cinta para no competir con ABYSS. Pero Abernathy no sólo no le hizo caso, si no que lo adelantó varios meses, rompiendo su amistad con el director, aunque se hicieron amigos de nuevo durante el rodaje de TITANIC.

En PROFUNDIDAD SEIS Cunningham nos sumerge en alta mar para relatar cómo el ejército quiere montar una base de misiles submarinos y el equipo de excavación vuela una cueva, en la que se oculta una criatura marina de miles de años de antigüedad. Este inoportuno encuentro le sirvió a Cunningham para establecer una cinta de terror de pasillos metálicos, húmedos y oscuros, claramente inspirada en ALIEN, EL OCTAVO PASAJERO del susodicho Cameron. Y por si eso fuera poco, también pudimos observar evidentes similitudes en las características del elenco protagonista y el desarrollo de los acontecimientos. Cameron debe haber estado la mar de contento…

 

 

LEVIATHAN: EL DEMONIO DEL ABISMO

La siguiente en estrenarse fue LEVIATHAN: EL DEMONIO DE ABISMO de George P. Cosmatos después del éxito de sus dos películas taquilleras de acción anteriores con Sylvester Stallone, RAMBO: ACORRALADO – PARTE II y COBRA. LEVIATHAN relata la historia de un grupo de mineros (encabezados por Peter Weller) que se topa con un buque soviético que oculta un monstruo creado a partir de un experimento genético. Coincide con ABYSS en estar protagonizada por mineros y en la idea de una tormenta que complica las cosas a los protagonistas, toma elementos de ALIEN: EL OCTAVO PASAJERO y LA COSA y su final es clavado al de PROFUNDIDAD SEIS. Tal vez por eso se ha caído en el ostracismo. Una pena ya que se trata de una entretenida película de terror, escrita por David Webb Peoples (BLADE RUNNER) y Jeb Stuart (JUNGLA DE CRISTAL) y con una criatura obra de Stan Winston , quien rechazó trabajar en ABYSS para participar en esta película. Como PROFUNDIDAD SEIS, también fue un fracaso de taquilla, pero es un film bastante entretenido y claustrofóbico, que merece reivindicarse.

 

 

LOS SEÑORES DEL ABISMO

Roger Corman también se apuntó a la moda y produjo su propia cinta submarina, LOS SEÑORES DEL ABISMO bajo la dirección de Mary Ann Fisher. Vendida como «la aventura submarina definitiva», después de un violento terremoto, el pánico se ha hecho dueño de la subestación experimental Neptuno. Atrapados, incomunicados a 10.000 pies de la superficie, en la oscuridad de las profundidades no están completamente solos. La sombra de un ser no identificado acecha entre la corriente… En esta modestísima cinta, que apenas dura 75 minutos y que desde el principio hasta el final deja ver sus endebles costuras, estamos ante una Serie B de manual. La verdad es que la falta de presupuesto es tan obvia, que cualquier comparación con la de Cameron se antoja casi obscena. En resumidas cuentas, sin duda la peor réplica de ABYSS de nuestra lista.

 

 

LA FOSA DEL DIABLO

Y seguimos con la primera y única película dirigida por Jean-Claude Dubois. Dos buceadores encuentran por casualidad los restos de un barco y mientras lo están explorando, una fuerza invisible les ataca en unas agitadas aguas. Una hermosa mujer, buscadora de tesoros, contrata al capitán Max Cash para encontrar un legendario barco que se hundió en el siglo XV: El Diablo. Cargado de sacerdotes renegados y artefactos satánicos, el Caribe fue la tumba definitiva, ella sabe aproximadamente donde se hundió y quiere recuperar sus valiosos tesoros. Es la única película de nuestra lista que no está situada en una base o estación submarina y los momentos bajo el agua son clásicas escenas de submarinismo. Al conjunto se le agrega un contrapunto diabólico de lo más absurdo, que la hace naufragar infrahumanamente.

 

 

LA GRIETA

Y por último, pero no por ello menos importante, llega LA GRIETA, una producción española de la mano del inefable Juan Piquer Simón. Tras producir LEVIATHAN: EL DEMONIO DEL ABISMO, Dino De Laurentiis decidió producir esta cinta (aunque de forma no acreditada) y la verdad es que pasóde ser una versión de muy reducido presupuesto de la misma cinta que rodó Cosmatos. Para daros una idea, la primera costó alrededor de 25 millones de dólares mientras LA GRIETA se rodó con un presupuesto de tan solo 1,3 millones.

Todo se resume en que un experimento genético realizado en una cueva del fondo del mar causa mutaciones en las extrañas criaturas que allí habitan. En la misma zona la desaparición de un submarino experimental obliga a los agentes del gobierno a enviar otro submarino en su busca. Su tripulación no sospecha los horrores a los que tendrá que enfrentarse. Para complicar la cosa más aún, Juan Piquer Simón no hablaba inglés y la mitad del reparto era norteamericano (aunque, como curiosidad, podrás ver a un tal Pocholo Martínez Bordiu en un pequeño papel). Aun así, la película llegó con aires de superproducción y dejó un buen sabor a serie B. Por lo tanto, un visionado obligatorio, por supuesto…

 

 

Más en el blog: En noviembre la noche de los viernes «Quiero pillar cacho: noche de slasher»