Las películas de superhéroes son cada vez más prolíficas y aunque las cintas más taquilleras suelen ser sobre superhéroes brillantes y coloridos, somos muchos los que preferimos que sean oscuras.

Ahora, en una oscura y retorcida versión de SUPERMAN, la película BRIGHTBURN nos ha planteado la pregunta: ¿Qué pasaría si el niño alienígena que se estrelló en la Tierra no fuera un héroe, sino una auténtica amenaza para la Humanidad? La historia relata como una pareja incapaz de concebir hijos es sorprendida por la llegada desde el espacio exterior de un bebé que deciden adoptar y criar como propio y que, al crecer, va descubriendo que no es como el resto de mortales. El giro oscuro de la película de James Gunn aparece cuando, en lugar de explotar estos poderes especiales para salvar a la humanidad de diferentes peligros y villanos, el niño llegado de las estrellas los usa en contra de la propia raza humana.

Con motivo de esta recién estrenada cinta, hemos recopilado una lista de los títulos sobre los superhéroes más oscuros de la historia. Algunas de ellos se pueden tomar en serio, otras no tanto, pero todas representan los puntos más oscuros de este sub-género tan amado.

DARKMAN (1990)

Mucho antes de hacer las que posiblemente sean las mejores versiones realizadas de Spider-man, el director Sam Raimi combinó los superhéroes urbanos y vengativos con los monstruos trágicos de la Universal, y el resultado fue un personaje tan atormentado como vengativo, cambiante como él solo: DARKMAN, un científico que pierde su rostro y adquiere la capacidad de transformarlo en los de otras personas, lo que usa convenientemente contra los culpables de su situación.

Una pequeña obra de culto heróico, ganadora del premio a Mejor Director en Sitges, que solo podía ser protagonizada por la venganza en persona, Liam Neeson, con cameo incluido al final de la cinta por quien iba a ser la primera opción para protagonizarla, el actor fetiche de Raimi, Bruce Campbell.

EL CUERVO (1994)

Y seguimos ahora con una cinta llena de poesía gótica, violencia y rock & roll. Con «el caballero oscuro» en plena cresta de popularidad, este pseudo-superhéroe tomaba prestados aspectos  tanto de las convenciones del género como del cine de venganza, de donde agarraba su punto de partida argumental. De hecho, el comic de «El cuervo» surge de una historia real: En 1978 murió la novia de James O’Barr(creador del comic) atropellada por un conductor borracho.

Basada en el susodicho cómic, la cinta sigue a un hombre que es asesinado junto a su esposa en su noche de bodas. El protagonista vuelve a la vida un año después, coincidiendo con la llegada de un misterioso cuervo a su tumba. Eric Draven, solo tendrá una misión, la de vengar su muerte y la de su esposa en manos de una banda de asesinos encabezada por el siempre malvado Top Dollar.

Quién sabe si la película habría tenido la misma repercusión si el prometedor Brandon Lee no hubiera fallecido en circunstancias poco habituales, pero lo cierto es que el resultado es una de las películas de culto más queridas de todos los tiempos.

CHRONICLE (2012)

Josh Trank, quien luego naufragaría con el controvertido remake de Los 4 fantásticos, tuvo un prometedor debut cinematográfico con esta cinta sobre tres jóvenes que reciben poderes a partir de una extraña sustancia que encuentran en un bosque, rodada a partir de un estilo visualmente casero, cámara en mano y en primera persona.

Partiéndose de una trama de lo más sencilla, supuso un soplo de aire fresco al género, gracias en gran parte al guión del prometedor Max Landis que trata sobre la responsabilidad de tener un poder, enseñándonos que los poderes no siempre son para pelear contra un villano, sino que se puede pelear contra uno mismo al poseer algo fuera de nuestro control.

FRANKENSTEIN (2015)

Bernard Rose reinventa esta historia clásica para la nueva generación resaltando los peligros de las tecnologías de clonación que, desgraciadamente, son más cercanos a la realidad de lo que pensamos.

Mientras Rose se mantiene bastante fiel a la novela original de Shelley, las características físicas del monstruo se desvían un poco de lo que estamos acostumbrados para encajar con las tecnologías de hoy, dejando el look clásico de un monstruo por un chico inmejorable hasta que todo empieza a cambiar a peor con la apariencia de manchas cancerígenas: la perfecta analogía de una enfermedad destructiva que le está comiendo a Adam por fuera, y sobre todo, por dentro. Aunque no se suele pensar en Frankenstein cuando hablamos de cintas de superhéroes, hemos incluido esta ya que otra novedad implementada por Rose es que Adam sea prácticamente invencible, algo que da un giro nunca antes visto en el mito de este «monstruo».

LE LLAMABAN JEEG ROBOT (2015)

Si crees haberlo visto todo en cuanto a superhéroes, Le llamaban Jeeg Robot es la cinta que has estado esperando toda tu vida. Un híbrido entre El protegido y Gomorra, la ópera prima del italiano Gabriele Mainetti es una joya en la que se cruzan una historia de orígenes al más puro estilo del género superheroico, la estética y trama de un thriller mafioso y las influencias de un sagrado anime de los 70.

Enzo Ceccoti, un convicto, entra en contacto con una sustancia radioactiva. Tras el accidente descubre que tiene una fuerza sobrehumana, por lo que decide utilizar sus poderes para comenzar una carrera criminal. Todo cambia, no obstante, cuando conoce a Alessia, una chica que está convencida de que él es el héroe del manga Jeeg Steel.

El tono es serio y realista, aunque hace que se te escapara una risa e incluso una lágrima. Y por si eso fuera poco, además de ser una película atípica de superhéroes, propone una reflexión realmente interesante sobre quién es realmente un héroe.