Cada 9 de septiembre se celebra el «Día del oso de peluche», un día para reconocer nuestras relaciones especiales con lo que es, para algunas personas (niños e adultos), una de nuestras posesiones más preciadas. Los lazos que la gente tiene con sus osos de peluche son muy reales e incluso hasta puede ser algo bueno para las personas y varios estudios han demostrado que el contacto – incluso con un oso de peluche u otro animal de peluche – tiene beneficios para la salud, y hasta puede ayudar a aliviar la angustia existencial.

Dicho esto, los peluches que queremos enseñaros hoy son todo menos aptos para la gente en busca de un amigo para ayudarle a conseguir un poco de tranquilidad. Se trata de un  amplio catálogo de peluches dignos de cualquier película de terror bajo el nombre de Roadkill Toys.

Ideales para todo el que le fascine la sangre, los muertos, y el humor negro que quieren tener una habitación que se parezca una casa de terror, son unos animales de peluche poco convencionales unidos por un mismo destino: cada uno de ellos ha sido atropellado en la carretera. Llevan la marca del neumático y tienen las vísceras colgando por fuera.

Se fabrican en ediciones limitados y cada «mascota» viene acompañada con su propia esquela para informarte cuántos años vivió, dónde y cómo fue atropellado. Sus diseñadores se autodefinen como «terroristas de juguetes».

Otro peluche que no puede faltar es el Facehugger. ¿A qué fan del terror no le gustaría tener su propio peluche inspirado en la mítica saga ALIEN? ¡Piensa en todas las cosas geniales que podrías hacer con eso! Colocarlo en la cara de tu gato mientras duerme para publicarla en Instagram. ¡Consigue tu «facehugger» alienígena aquí

Menos sangrientos pero igual de terroríficos son los osos zombies de John Pinkerton. El entrañable osito de toda la vida, lanzado a la fama por los almacenes Harrods, podría ser ahora uno de los que bailan junto a Michael Jackson en el vídeo de Thriller. Pikerton es un artista del terror, especializado en muñecos horribles, criaturas fantásticas y efectos especiales. Descubre sus geniales diseños en www.pikertonfx.com y se te pondrán los pelos de punta.

Y por último, tenemos a los peluches creado por Patricia Waller. Son adorables, achuchables y terriblemente….. muertos y chorreando sangre. La mayoría de ellos son muñecos anónimos, pero entre ellos también se puede encontrar a Bugs Bunny, Winnie de Pooh, Bambi o Bob Esponja, todos ellos captados en el momento de una terrible y muy colorida muerte. Son desconcertantes, son violentos, pero, sobre todo, son divertidos y vienen con un mensaje bien claro: la risa es lo que acaba con el miedo.