Los creepypasta y las leyendas urbanas corren por internet como una plaga, infectando a sus lectores e inyectándoles una importante dosis de paranoia. Un tema habitual de los creepypasta son los rumores sobre “videos prohibidos”, que por lo general, se tratan de vídeos caseros, películas experimentales o extractos de transmisiones televisivas que tendrán un “efecto diabólico” para el espectador: si lo ves, te volverás loco. O incluso morir poco después. Por supuesto, casi siempre las “supuestas imágenes” no están incluidas con las leyendas, solo se describen; algo que alimenta aún más la naturaleza mítica de este tipo de historias. Un ejemplo, que se originó en 4chan (donde se origina gran mayoría de los creepypasta) es la inquietante historia de “The Grifter”. Se trata de la historia de un supuesto vídeo sobre el cual la bola empezó a rodar, y se fue haciendo cada vez más grande y más conocido por internet hasta el punto en el que la gente empezó a preguntar en páginas como Yahoo Answers si era cierto o si solo se trataba de una tomadura de pelo de muy mal gusto.

Según la gente que se ha topado con la leyenda urbana, se supone que con tan solo verlo se vive una de las experiencias más inquietantes y horribles que se pueda imaginar, incluso algunas personas han dicho que puede llegar a conducir al suicidio.

El origen del vídeo no está nada claro. Se cree que un enlace al vídeo apareció en un foro en 4chan en 2007 o 2008. Quienes lo llegaron a ver, lo describían como un vídeo con imagen borrosa, en el que se veían imágenes extrañas, como una bañera llena de gusanos, pinturas al óleo derritiéndose, bosques, colores parpadeantes, texto en un lenguaje extraño (se rumorea que ruso, o algún dialecto de Europa del este), todo mientras se escuchaba una voz en el fondo emitiendo un murmullo extraño e indescifrable.

El vídeo empezaba con un hombre de aspecto perturbado andando como un zombie con el sonido de su aliento y otro sonido de los latidos de un corazón. Pero de pronto, empezaron a aparecer imágenes horribles. Se veía a un bebé recostado, y al hombre del principio de la cinta caminando hacia él.

El vídeo se vuelve borroso, para después continuar con una toma de un cachorro de perro siendo tomado por el cuello y retorciéndose de dolor, pero en lugar de ladrar emite gritos de niño. La imagen cambia de nuevo para mostrar una guardería con filas de cunas que contienen bebés muertos.

La cámara se acerca a una de las cunas, y un “bebé zombie” se levanta, empieza a llorar y sangra por los ojos y la boca.

Acto seguido, se ve un sótano y una mano deforme y parecido a una garra que desaparece en un charco de sangre. Y es entonces que aparece un texto que, según un usuario del foro, se puede traducir como “tu raza se está muriendo”, mientras en el fondo se ve la imagen de una planta pudriéndose rápidamente, intercalada con primeros planos de varios cadáveres.

La parte más intensa del vídeo es una en la que los testigos han descrito como casos de posesión demoníaca y exorcismos realmente gráficos. Mientras continúa el vídeo, la voz que murmuraba desde el principio empieza a emitir gritos de dolor y desesperación, hasta que el audio se corta, volviendo los murmullos que parecen los de una radio con mala recepción hasta el final de la cinta.

Igual que en muchos otros casos del estilo, no disponemos de pruebas que consigan eliminar ese aura de leyenda urbana de esta historia. De hecho, se asegura que el polémico vídeo no existe y que es producto de una composición de imágenes sacadas de las películas desconocidas como LITTLE OTIK, del director checo Jan Švankmajer.

¿Conoces alguna leyenda urbana? Cuéntanoslo en Facebook o Twitter y le daremos cobertura en el blog!